Calderas de condensación

pásate a la eficiencia energética y el ahorro

Lonix te asesora gratuitamente para encontrar la caldera que mejor se adapte a sus necesidades técnicas y económicas.

page 1 of 4

¡No te preocupes por nada!

Lonix se encarga de tramitar la legalización de la Instalación, ITE-3, necesaria para realizar la puesta en marcha de su caldera; cumpliendo siempre con la normativa aplicable en cada caso.

Las calderas de condensación consiguen una altísima eficiencia al aprovechar el calor procedente de la combustión y transformarlo en energía.

¿Cómo funciona una caldera de condensación?

Las calderas de condensación son calderas de gas que incorporan la tecnología necesaria para maximizar el aprovechamiento del calor proveniente del vapor de agua contenido en los humos de la combustión antes que estos se escapen por la chimenea. Este es el proceso de condensación. En las calderas tradicionales estos humos se van directamente por la chimenea perdiendo su poder calorífico.  De esta manera se necesita menos cantidad de gas para calentar lo mismo que en una caldera tradicional.

Ventajas de las calderas de condensación

  • Ahorran hasta el 30% en la factura de gas
  • Reducen hasta en un 26% las emisiones de gases contaminantes
  • Eficiencia energética óptima superior al 98%
  • Menores costes
  • Fiables y seguras
  • Totalmente compatibles con la instalación de gas, calefacción y agua caliente que tienes en tu vivienda
  • Y una amplia gama para ajustarse aún mejor a las necesidades de cada instalación

¿Vas a cambiar de caldera?

Llámanos y te asesoramos

Las calderas de gas convencionales pueden ser sustituidas por calderas de gas de condensación, independientemente de cómo sea la instalación. Llámanos y un técnico te asesorará sobre su instalación y te ayudaremos a elegir la que más se ajuste a tus necesidades.

IMPORTANTE: Tras la última modificación realizada en el RITE, publicada el pasado 13 de abril del 2013 y en vigor desde el 14 de Abril del 2013, cabe destacar que:

  • En nueva edificación, todas las calderas a instalar deberán ser de condensación, equipadas con un termostato modulante o sonda exterior.
  • Deberá considerarse como reforma cualquier sustitución o reposición de una caldera, por lo que, sin excepción posible, siempre que la salida de humos dé a fachada, se deberá instalar una caldera de condensación o una de bajo NOx.
  • La única posibilidad de instalar una caldera estanca convencional será cuando ésta pueda ser conectada a una chimenea hasta la cubierta del edificio.
  • Desde el 1 de Enero del 2010 queda prohibida la instalación de calderas atmosféricas.